Inicio sección
Historia Argentina | 1810: la semana de mayo
Camino a la Revolución

¿Sabías que hubo otro Cabildo Abierto antes del 25? ¿Y que los miembros discutieron mucho y no se ponían de acuerdo? ¿Tampoco sabías que tuvimos un virrey que escondía los diarios para que la gente no se enterara de las noticias? ¡Mirá de todos los chismes históricos que te vas a perder si no leés la nota que sigue!
La Revolución de Mayo fue el primer paso en el camino a nuestra independencia de España. Esa independencia fue bien difícil de conseguir y de mantener y ese camino, nada fácil de transitar. Para entender por qué, es necesario que te contemos qué estaba pasando por entonces acá y en el resto del mundo. Empecemos:

 


La semana de mayo
Con todo este lío en el mundo, el clima para la Revolución de Mayo se fue preparando. Y en los días previos se produjeron los siguientes hechos

13 de mayo | Llegó a América la noticia de la caída de la Junta de Sevilla (el último poder español reconocido por los americanos). El virrey Cisneros intentó que la noticia no saliera a la luz ocultando los periódicos, pero no lo logró por mucho tiempo.

 

18 de mayo | Cisneros dio a conocer la noticia en una proclama. Esa misma noche, los que buscaban la independencia de España decidieron que debían exigirle a Cisneros que se convocase un Cabildo Abierto.

20 de mayo | Un grupo se presentó ante el Virrey y le exigió la convocatoria, pero Cisneros dijo que no se encontraba en condiciones de decidir y que decidieran por él. Como consecuencia, se llamó a un Cabildo Abierto para el 22 de mayo.

 

21 de mayo
Unos 600 hombres armados se reunieron en la Plaza de la Victoria (actual Plaza de Mayo) para asegurarse de que el Virrey cumpliera con su palabra. En ese clima tenso se les comunicó que habría Cabildo Abierto al día siguiente.

22 de mayo
Se produjo el Cabildo Abierto. Los vecinos de la ciudad discutieron mucho sobre el poder real que tenía el virrey. El obispo Lué y Riega, por ejemplo, sostenía que mientras hubiera un español en América, los americanos debían obedecerle; a lo que Juan José Castelli respondió que con esa idea, los españoles deberían obedecer a los franceses. Y añadió: “que los españoles se preocupen por sus problemas en España, que los americanos sabemos lo que queremos y adonde vamos”.
Luego de fuertes discusiones se votó la destitución del virrey; pero surgieron diferencias en cuanto a la forma de elección del nuevo gobierno: Castelli sostenía que debía elegirse por medio de una votación; Cornelio Saavedra, en cambio, proponía que el gobierno fuera organizado por el Cabildo. Triunfó la última opción.

 

23 de mayo | Se reunió el Cabildo nuevamente y emitió un documento en el que se comunicó lo acordado el día anterior. Pero los seguidores del Virrey nombraron una junta presidida por Cisneros, por lo que las milicias reaccionaron inmediatamente.

24 de mayo | Un grupo encabezado por Castelli y Saavedra exigió la renuncia de Cisneros y la disolución de la Junta organizada el día anterior. Sus reclamos fueron aceptados.

 

25 de mayo
El Cabildo reunido formó la Primera Junta de Gobierno, conformada de la siguiente manera: Presidente: Cornelio Saavedra; Secretarios: Mariano Moreno y Juan José Paso; Vocales: Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Miguel Azcuénaga, Manuel Alberti, Juan Larrea y Domingo Matheu. (Si querés saber quíenes eran, consulta esta nota).

 

Atrás
Temas destacados
NOTAS RELACIONADAS
¿Cómo empezó la Revolución?
La Revolución de Mayo:
¿quién era quién?
¿Qué tiene que ver
con nosotros lo que pasaba en Europa?

Allá por 1810 los territorios hispanoamericanos —entre ellos el Virreinato del Río de la Plata— eran colonias españolas, es decir que estaban bajo dominio español.

En 1804, Napoleón, en Francia, se había autocoronado emperador y había comenzado a extender sus dominios. Dos años más tarde, declaró el bloqueo continental por el cual se le prohibía a Europa comerciar con Inglaterra. Como Portugal desobedeció la orden, Napoleón decidió ocupar ese país y, para hacerlo, pasó por territorio español. Pero al cruzar España descubrió los conflictos internos de ese país y, con una hábil estrategia, logró poner en el trono a su hermano José Bonaparte y encarcelar al entonces representante de la corona española, Fernando VII. Claro que los españoles no lo tomaron tan bien, y decidieron organizarse en Juntas para poder tomar sus propias decisiones sin someterse al dominio francés, (entre ellas se destacó la Junta Central de Sevilla).

Por otra parte, el bloqueo continental perjudicó mucho a Inglaterra, que estaba en plena Revolución Industrial —momento de crecimiento fabril gracias al progreso en la maquinaria— y necesitaba tanto mercados para sus productos como materias primas para fabricarlos. Así que decidió buscar esos mercados en Hispanoamérica...


El viejo truco

La Junta juró en nombre de Fernando VII. Esta estrategia fue conocida con el nombre de “La máscara de Fernando VII” porque intentaba mantener, sólo en apariencia, la dependencia de España para evitar conflictos. Además, mientras Fernando VII estuviera prisionero, la Junta podía autogobernarse y preparase para los conflictos del futuro.


 
  Los especiales | Fechas especiales | Página inicial Arriba | Atrás